Con motivo del quinto aniversario de la publicación de la encíclica Laudato Si´, el Vaticano publicó un libro con pautas de acción para el cuidado de la casa común.  El pasado 18 de junio se presentó la versión en italiano del libro “Caminando hacia el cuidado de nuestra Casa Común” elaborado por la Mesa Interdicasterial de la Santa Sede sobre Ecología Integral. Desde esta semana, la publicación ya se puede descargar en varios idiomas desde el sitio web del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral

Por Alirio Cáceres *

El Grupo de trabajo interdicasterial de la Santa Sede sobre ecología integral, se conformó en 2015 con la finalidad de analizar formas de promover e implementar las enseñanzas de Laudato Si´.  En este libro formula reflexiones sobre algunas propuestas operativas de la encíclica con el objetivo de inspirar la acción de las instituciones de la Iglesia, de los fieles y de todas las personas de buena voluntad.

Al presentar modelos operativos, advierte que la contribución concreta que la Iglesia puede ofrecer no es principalmente técnico-científica, sino más bien educativa, pastoral y cultural, sin perder de vista que “la conversión ecológica es una verdadera conversión a Cristo que proviene de una interpretación de los signos de los tiempos actuales a la luz del Evangelio y del encuentro con Jesús”.

 

Estructura del Documento

La publicación consta de dos grandes capítulos. Uno dedicado a la Educación y Conversión Ecológica y otro a la Ecología Integral y el Desarrollo Humano Integral. En cada capítulo prioriza 12 aspectos y en cada uno, plantea:

  1. una introducción y contextualización con sus respectivas referencias bibliográficas,
  2. propone ejemplos de buenas prácticas que ya se están llevando a cabo en el mundo y
  3. recomienda algunas líneas de acción.

Sobre EDUCACIÓN Y CONVERSIÓN ECOLÓGICA, aborda los ámbitos de la ecología integral y conversión espiritual, la vida humana, la familia y los jóvenes en defensa de la casa común, escuela infantil y primaria, escuela secundaria, universidad, educación permanente, educación informal y cultura del encuentro, catequesis, diálogo ecuménico, diálogo interreligioso, comunicación.

Respecto a la ECOLOGÍA INTEGRAL Y DESARROLLO HUMANO INTEGRAL, se ocupa de la alimentación, agua, energía, ecosistemas, deforestación, desertificación, uso de la tierra; mares y océanos; economía circular, trabajo, finanzas, urbanización, instituciones, justicia y administración pública, salud; clima

Al final agrega ejemplos de prácticas ambientales del Estado Vaticano y propone algunas conclusiones.

 

Ejercicios de aplicación e interpretación

Sin duda, es un valioso documento que contribuirá a hacer que “amanezca la palabra”. Por sus características invita a realizar varios ejercicios de aplicación e interpretación. Por ejemplo:

  1. Después de estudiar cada uno de los 24 aspectos que el libro desarrolla es interesante cruzar e interrelacionar el capítulo 1 con el capítulo 2. Es decir, cotejar “escuela secundaria” con “agua” o “deforestación”; o “catequesis” con “economía circular” o “clima” y así sucesivamente para alcanzar una mirada de ecología integral. Todo está conectado. Todo está “interligado” (interconectado). Todo es relación.
  2. Conectar los siete Objetivos de Laudato Si´(OLS) con las directrices que plantea el libro será una tarea imprescindible en lo que resta del Año Laudato Si´, de manera que puedan aplicarse aportes en los siete niveles de organización eclesial (familias, diócesis, escuelas, universidades, clínicas, empresas y provincias) y nutrir ideas para el plan de jubileo durante los próximos siete años (Para más información se puede consultar aquí)
  3. Las catequesis sobre el mundo post pandemia y la encíclica “Fratelli Tutti” también son referentes esenciales para sacarle mayor provecho a las orientaciones planteadas por “Caminando hacia el cuidado de nuestra Casa Común”

 

De esta manera, con imaginación creativa, podemos seguir navegando sinodalmente para “reafirmar la centralidad de la dimensión ecológica integral en nuestras vidas y ayudar a conseguir modos concretos para vivirla y adaptarla en base a la propia sensibilidad, pero sobre todo a partir de las exigencias del cuidado de nuestra casa común y los que viven en ella, especialmente si se encuentran en situaciones más difíciles y de mayor vulnerabilidad”.

* Diácono permanente casado, padre de familia. Ingeniero químico ecoambientalista y teólogo. Referente de ecología integral de Cáritas de América Latina y el Caribe. Directivo del Movimiento Católico Mundial por el Clima. Hace parte de varias redes ecoteológicas.

 

24 September, 2020

Gracias ! Me encanta esta iniciativa del Santo Padre.

Personalmente es un escándalo …que a las alturas del siglo XXI…nos tengan que enseñar de cuidar la Casa Común como le llama en Santo Padre a nuestro planeta.
Debería ser un oficio de amor y gratitud diarias de cuidar del planeta y de unos a los los otros .
Nuevamente gracias!!

25 September, 2020

Gracias, el Señor nos ilumine

25 September, 2020

GRACIAS, por todo el ánimo y trabajo para que todos apoyemos y ACTUEMOS en el bien común de interrelacionarnos mundialmente en el cuidado de la Casa Común.
Sería muy beneficiosos, en la medida en que se busque la posibilidad de educar en la catequesis o clases bíblicas ” La catequesis del Buen Pastor ” de la educadora María Montessori. Hay una interrelación la naturaleza y la vida espiritual. Lo que nos lleva a ser más alegres y caritativos unos con los otros, sin importar dónde nos encontremos.

BENDICIONES!!! QUE EL ESPÍRITU SANTO NOS AYUDE!!!

GRACIAS AL SANTO PADRE FRANCISCO 🤗🗺

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *