En la tarde del 20 de marzo de 2020, partió a la casa eterna del Padre nuestro muy querido Monseñor Belarmino Correa Yepes, misionero javeriano de Yarumal y primer Vicario Apostólico de San José de Guaviare, “un tejedor de utopías, amigo del indio y del campesino, guerrero invencible contra los opresores del monte y del gobierno”.

 

Mons. Belarmino nació el 14 de julio 1930 en Briceño, Antioquia (Colombia). Fue ordenado sacerdote el 15 de agosto de 1957 y nombrado Prefecto Apostólico de Mitú el 30 de octubre de 1967; elegido Obispo Titular de Orreacelia (Bizacena) y primer Vicario Apostólico de San José del Guaviare el 19 de enero de 1989, recibiendo la consagración el 2 de abril de 1989. En 2006, el papa Benedicto XVI aceptó la renuncia por límite de edad, en la diócesis del Guaviare. A partir de ahí se trasladó a Villavicencio, Departamento del Meta, Colombia, en la vereda Vanguardia. Falleció el 20 de marzo a las 6.40p.m.

El P. Melquisedec Sánchez, Mxy, da testimonio de su vida misionera entregada a los pueblos amazónicos y del momento de su partida: “Que hermosa la muerte de Belarmino, ojalá yo muriera así, murió entero, lúcido, alegre, sencillo, apasionado, un hombre grande en vida y grande en muerte, un tejedor de utopías, amigo del indio y del campesino, guerrero invencible contra los opresores del monte y del gobierno, su arma fue la verdad, su escudo la libertad, el Nazareno su mayor inspiración, su consigna la liberación del indio y del Amazonas. Murió tranquilo, lo libró Dios de una eterna agonía hospitalaria entubado, derrotado, perdido, impotente. Murió como vivió, con grandeza, coraje y plenitud”.

El Vicariato Apostólico de Inírida, a través de su Obispo Monseñor Joselito Carreño Quiñones, “lamenta muy profundamente la pérdida de su  muy querido hermano de comunidad misionera de Yarumal Monseñor Belarmino Correa, recordando su audacia misionera, su generosidad en el fiel y creativo cumplimiento de la misión realizada por más de 30 años en el gran Vaupes: Vaupes, Guaviare y Guainía que se le confío, su celo apostólico en el anuncio del evangelio y el amor que siempre mostró a todo su pueblo y de manera especial a los pueblos indígenas. Estamos seguros que tendrá un lugar preferencial en el cielo al lado de Dios y será ese gran intercesor de todos los misioneros que realizan su trabajo en la Amazonía. Paz en su tumba”.

Como Red Eclesial Panamazónica (REPAM) nos solidarizamos con toda la familia javeriana de Yarumal, la familia Correa Yepes y con los pueblos amazónicos de Colombia. Agradecemos por la entrega de Mons. Belarmino y por su testimonio de vida en la Amazonía. Pedimos a Dios que le haga gozar de su eterna paz.

 

FUNERAL MONS. BELARMINO

El 21 de marzo a las 12.00m. se realizarán las honras fúnebres en la Funeraria de Villavicencio. A las 2.00p.m. sale el coche fúnebre hacia San José del Guaviare en donde estará en Cámara ardiente hasta el lunes 23 cuando será el funeral.

21 marzo, 2020

Gracias Moncho por toda una vida llena de entrega al más necesitado.
Siempre fuiste un hombre adelantado a los tiempos y frentero como el que más. Eterno descanso.

22 marzo, 2020

Dios llamó a un santo a su presencia. Descanse en paz monseñor!

30 marzo, 2020

Descanse en paz. Sera muy recordado por sus obras. Amen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *