“Llamaste y clamaste, y rompiste mi sordera; brillaste y resplandeciste, y curaste mi ceguera; exhalaste tu perfume y respiré, y suspiro por ti; gusté de ti, y siento hambre y sed; me tocaste, y me abrasé en tu paz” (C 10,27,38).

 

Lamentamos profundamente la partida de Mons. Miguel, hermano obispo del vicariato amazónico de Iquitos, quien cumplía su misión en el corazón de la selva peruana. El día de ayer 1 de noviembre y en la víspera del Día de Todos los Santos, Mons. Miguel, obispo perteneciente a la orden de los Padres Agustinos ha partido a su morada final.

Confiados en la esperanza de la resurrección y la vida eterna, elevamos nuestras oraciones para este feliz encuentro con el Padre. Reconocemos y agradecemos toda la labor realizada por Mons. Miguel en la Amazonía y en la complejidad de una de las ciudades más pobladas de la región.

Nacido en Bilbao en 1962. En 1982, el 2 de octubre, profesó en la Orden de San Agustín y el día 4 de octubre de 1987 fue ordenado como sacerdote en la Catedral de Santiago de Bilbao. Tras su ordenación, comenzó a estudiar Filosofía y Teología en el Seminario Mayor de los Padres Agustinos de Valladolid y también en la Universidad de Deusto, seguidamente también se trasladó a Italia donde se licenció en Ciencias de la Educación por la Universidad Pontificia Salesiana de la ciudad de Roma. En cuanto finalizó sus estudios universitarios regresó a España, donde se puso a trabajar iniciando su ministerio sacerdotal en la Diócesis de Bilbao como sacerdote y en la Archidiócesis de Zaragoza ha sido Vicario parroquial de la Parroquia de Santa Rita, profesor en la Escuela de Catequesis de la Archidiócesis, coordinador del Colegio de San Agustín del cual llegó a ser director, prior de los agustinos y consejero provincial de los agustinos en Zaragoza.

Posteriormente el día 2 de febrero del año 2011, el papa Benedicto XVI lo nombró Vicario Apostólico del Vicariato Apostólico de Iquitos en Perú y también fue nombrado como nuevo Obispo titular de la diócesis africana titular de Abir maggiore. Recibió el Sacramento del Orden el 16 de abril del mismo año, a manos del Arzobispo de Valladolid Mons. Ricardo Blázquez Pérez y como co-consagrantes estuvieron el Nuncio Apostólico en España y Andora Mons. Renzo Fratini, el entonces Vicario Apostólico de Iquitos y actual emérito Mons. Julián García Centeno, el Obispo de Teruel y Albarracín Mons. Carlos Manuel Escribano Subías y el Obispo de Bilbao Mons. Mario Iceta Gavicagogeascoa.

Al poco tiempo, desde el día 8 de agosto de 2011, ocupó también en Perú el cargo de Administrador Apostólico del Vicariato Apostólico de San José de Amazonas.

Compartimos toda nuestra solidaridad y aprecio a toda la comunidad del Vicariato de Iquitos. de la Iglesia del Perú y a la orden de los Padres Agustinos, siempre con la esperanza que su labor será continuada de distintas maneras, en distintos rostros y con todas las semillas sembradas.

Descanse en paz Mons. Miguel

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *