Tiempo de BENDICION, COMUNION Y COMPROMISO

En el aula sinodal de Roma ,sentimos que la Iglesia es nuestra casa, en ella los hermanos se escuchan ,una casa abierta y universal, se abrieron puertas y ventanas para que el Espíritu aletee fuerte sobre los huéspedes que la visitamos, una casa de confianza donde te puedes sentir amado y escuchado a pesar de los diferentes pensamientos que cada uno con libertad pronuncia, y con respeto es escuchado, ciertamente que la barca de Pedro avanza hacia aguas más profundas en el rio del Espíritu .

Si en verdad la barca de este Sínodo lleva un nombre, “AMAZÓNICO” y es ahí donde enfocamos la realidad que vivimos, no es menos cierto que el eco va más allá de los horizontes y fronteras del bioma pan amazónico y es que en realidad, como dice Laudato Si, todo en el planeta en que vivimos está interconectado.

Los padres sinodales que han participado en otros Sínodos, dicen que este sínodo es diferente, ¿porque será? Ciertamente el contenido responde a desafíos que van más allá de lo que propiamente ha tratado ordinariamente la Iglesia.

La Ecología Integral, es un problema y preocupación global en todo el planeta. La casa común que hay que cuidar es responsabilidad de todos.

La búsqueda de nuevos caminos para la Iglesia, esta en la perspectiva de una iglesia que se renueva para responder a los desafíos actuales de las Iglesias particulares como es la que seda en la región amazónica

También en el aula sinodal se ve un mosaico de caras, que creo que hablan de la universalidad de la fe en la Iglesia, cardenales, obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, laicos, hombres y mujeres de distintos países y organizaciones eclesiales, de diferentes razas y lenguas y también, una representación de otras iglesias cristianas no católicas, así como expertos en el tema a tratar, todo da un conglomerado complejo, pero que el Espíritu Santo se ha encargado de que todo se esté desarrollándose en una gran comunión y armonía, como un nuevo Pentecostés, ciertamente es un Kairós ,tiempo de bendición especial de Dios .El mundo indígena de la mujer perdió su temor y timidez para dejar oír con fuerza su voz en este Sínodo.

Creo que lo que pensábamos, lo que añorábamos, lo que deseábamos se está viviendo hoy, como diría el profeta: “estoy haciendo algo nuevo, ¿no lo notáis?” no podemos quedarnos como diría Calderón de la Barca:” y los sueños, sueños son” más bien diríamos como dijimos,” lo que juntos se sueña, es más fácil hacerlo realidad”. Soñamos juntos, y surgió la REPAM, esta maravillosa Red eclesial, cuya semilla sembramos en Puyo, y ha dado copiosos frutos para la Iglesia.

Caminamos juntos, y se ha hecho un camino de una Iglesia sinodal y en salida, con un espíritu misionero imparable, es el gran rio pan amazónico que ha ido despertando nuestra mente y nuestra conciencia para los grandes desafíos que nos comprometen a construir juntos, uniendo voluntades y alianzas , un mundo nuevo fraterno , antes de que esta tierra se vuelva a futuro, en un desierto irrespirable, con un punto irreversible, un punto sin retorno, ello exige una conversión ecológica integral, personal y comunitaria como nos pide Laudato Si,.

Y junto con esta preocupación del cuidado de la casa común no perdemos de vista la primera parte del título de este Sínodo: ” Nuevos caminos para la Iglesia”. Una realidad incuestionable que interpela a nuestra Iglesia amazónica y a todo el mundo, por ello decimos con S. Pablo, “cuando un miembro del cuerpo sufre, todo el cuerpo sufre con él”.

Esta parte del Sínodo nos empuja a buscar esos nuevos caminos de evangelización en nuestra Amazonia, una nueva conversión pastoral que ya pidió la Conferencia de Aparecida y después la encíclica Evangeliun Gaudiun.

Propuestas no han faltado, esperamos que el tiempo de discernimiento dará en su momento la respuesta, sin duda alguna como ya dijimos, Este Sínodo, marcará un hecho histórico en la Iglesia, saldrá una Iglesia más ministerial y menos clerical. Hemos escuchado riquísimas experiencias y propuestas que con creatividad y valentía darán una nueva imagen de Iglesia.

Que no nos resistamos al Espíritu Santo, que sigue inspirando y guiando a su Iglesia, porque como dice el apóstol,”no hemos sido llamados para vivir en el temor sino en el amor”, por este amor a la Iglesia, seremos la Iglesia samaritana y profética que no pasa de largo ante el que sufre.

Hubo un trabajo de consulta presinodal que fue importantisimo para poder llegar al Instrumento laboris, el cual, nos proponía tres conversiones bien diferenciadas.

1.-Conversion Pastoral desde la Evangelium Gaudium .

2.-Conversion Ecológica desde la Ludato Si

3º.- Conversión Sinodal desde el Motu proprio: Episcopalis Communio.

Con este Instrumeto Laboris , se trabajó en las aportaciones dadas por los Padres Sinodales durante la celebración del Sínodo.

SINODO EN ROMA

Desde su inicio, el dia 6 de octubre con la misa de Inauguración presidida por el Papa en la basílica de S.Pedro, hasta el día 27 misa de clausura del Sínodo, ha sido un trabajo muy intenso por todos los participantes tanto los señores obispos como los auditores ,invitados especiales de los pueblos originarios y expertos en los temas a tratar.

En total una Asamblea de aproximadamente 280 participantes , de los cuales 185 eran considerados padres sinodales.

En el trascurso de la primera parte, fue escuchar las intervenciones libres de los padres Sinodales y demás participantes ,hay que destacar que dentro del aula sinodal, con una riquísima participación, los diversos pensamientos fueron dando luz y color con gran fuerza por buscar los nuevos caminos para la Iglesia y la Ecología integral.

La presencia del Papa en la casi totalidad de las sesiones sinodales, alentó más la escucha atenta de las intervenciones, así como también cabe destacar las voces de las mujeres y catequistas indígenas que con entusiasmo manifestaron desde su vivencia, importantes contribuciones. Con toda esta escucha se haría el primer borrador por parte de la comisión relatora.

Terminada esta primera etapa del Sínodo, de los aportes de los padres sinodales y entregado el primer borrador, se realizó el trabajo de los círculos menores , 12 grupos de aproximadamente 20 a 25 participantes, los cuales hicieron un trabajo intenso de renovación del texto con cerca de 900 aportes y yusta modus, la cual se entregaría de nuevo a la comisión relatora, la cual reelaboraría el texto definitivo, se entregaría a los participantes del Sínodo posteriormente y más tarde se sometería a la votación del plenario en el aula sinodal en presencia del Papa Francisco.

DOCUMENTO FINAL Y TEXTO OFICIAL APROBADO EN EL SINODO

El texto fue presentado a la Asamblea por el cardenal Humes 1º presidente del Sínodo

El mismo que consta de una introducción y 5 capítulos cuyo texto de redacción está conformado por 120 números , todos fueron aprobados por mayoría de los dos tercios, de los padres sinodales condición que se requería para la aprobación .

Los capítulos contienen los siguientes títulos :

1.-De la Escucha a la Conversión Integral.

2.-Nuevos caminos de conversión pastoral.

3.-Nuevos caminos para la conversión cultural.

4.-Nuevos caminos de conversión ecológica.

5.-Nuevos caminos de conversión sinodal.

¿Qué aprendimos del Sínodo y Qué debemos enseñar del Sínodo ?

.-Cabe destacar las Palabras finales del Papa en el aula sinodal:

Estamos aprendiendo cada vez mejor lo que significa escuchar, caminar juntos en iglesia en la misma dirección , eso es sinodalidad, lo que significa discernir juntos ,eso es sinodalidad,

Quisiéramos que la sociedad asumiera los diagnósticos que este Sínodo ha realizado, apuntando a la lección de la conversión ecológica integral, hemos de hacer juntos el camino por el cuidado de la casa común, es necesario y urgente tomar conciencia, de que nos jugamos el futuro de los jóvenes, ellos también están sensibles a este problema del medioambiente, sienten que el futuro les pertenece y deben prepararle hoy, sino mañana será tarde. Cuidar la Amazonia es cuidar el planeta tierra, defender la Amazonia es defender la vida de la tierra

No podemos olvidar que esa tierra tiene pueblos, personas que desde hace miles de años han cuidado esta tierra de la Amazonía

El estractivismo voraz y su codicia, atropella los derechos sobre sus territorios y trae las consecuencias de dolor y sufrimiento la explotación de los territorios produce esclavitud, exclusión y olvido con la destrucción de su cultura e identidad, lo que requiere una Iglesia que acompaña y es aliada en la defensa de sus derechos.

La conversión es el eje trasversal del texto, Dentro de las cuatro conversiones que nos propone, habría que destacar además de la conversión ecológica, la conversión Pastoral donde pide ser una iglesia en salida, es decir misionera, llevar el anuncio del evangelio es una necesidad para todos, ser una Iglesia samaritana y misericordiosa es su sello.

El sínodo nos dirá: 1.- que hay que pasar de una iglesia de visita a una iglesia de presencia, 2- ser una iglesia más ministerial y menos clerical. 3.- una iglesia más igualitaria entre hombre y mujer, con los mismos derechos para ser conferidos los ministerios no ordenados. – 4.-una Iglesia con rostro amazónico e indígena lo que implica tener sacerdotes amazónicos e indígenas bien formados y ante circunstancias especiales amazónicas, y con grandes dificultades de acceder a la eucaristía, estar abierta a la ordenación delos “viri probati”,candidatos casados con familia estable y autoridad moral en la comunidad, con una formación inculturada e intercultural, cumpliendo los requisitos requeridos, la autoridad competente hará el debido discernimiento para ordenar.

Una Iglesia samaritana, solidaria y encarnada. una Iglesia que debe acompañar a los pueblos originarios en la pastoral urbana con los nuevos desafíos de la migración indígena.

Finalmente una conversión Sinodal, implica una iglesia más ministerial, concientizando a los laicos descubrir su identidad misionera, de que son incorporados por el bautismo a la Iglesia, participando de Cristo sacerdote, profeta y rey ,haciendo a la eucaristía punto de llegada y de partida. Con ello se abren los nuevos caminos para una iglesia mas evangelizadora teniendo a la mujer como protagonista especial de la evangelización en puestos de responsabilidad y organizativos de la comunidad.

El camino de la sinodalidad implica en las Conferencias episcopales e Iglesias particulares, reestructuración por una solidaridad de comunión y servicio en los territorios de misión, con una mejor distribución del clero.

Ello requiere, Nuevas estructuras sinodales episcopales regionales para la aplicación postsinodalidad en la Amazonia y en la Iglesia universal.

Las semillas están sembradas, hagámoslas germinar con nuestro compromiso post sinodal en nuestras Iglesias particulares. El sínodo nos ha enseñado a ser una Iglesia más humana, que escucha, contempla y anuncia.

+Rafael Cob García

OBISPO APOSTOLICO DE PUYO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *