Y hemos entrado a la tercera y última semana del Sínodo Amazónico que se realiza en Roma hasta este domingo 27 de octubre.

“Nuevos caminos para la iglesia y para una ecología integral” es el tema que guía este encuentro de obispos, personas expertas y pueblos indígenas. ¿Cómo se están pensando los nuevos caminos para la iglesia? Conversamos con Lucero Guillén Cornejo, misionera y coordinadora de la Pastoral de la tierra en el Vicariato de Yurimaguas de Perú que participa de una serie de encuentros de la Tienda de la Casa Común que se desarrollan en forma paralela al sínodo. A ella le preguntamos ¿Qué tipo de iglesia se está impulsando con este encuentro sinodal?

“Una iglesia muy abierta, una iglesia que escucha, una iglesia que está muy alado de la gente, una iglesia muy sencilla, y una iglesia que reza” es lo que espera Lucero, que además anima a no perder la esperanza en que los nuevos caminos se irán abriendo gracias a la lucha diaria de los pueblos.

Lucero Guillén acompaña los procesos de lucha por los territorios y derechos de los pueblos indígenas amenazados por actividades extractivistas en la región amazónica. Manifiesta que los cambios diversos y dolorosos en la Amazonía, lo que hace sufrir a los pueblos que viven en la Amazonía. Además manifiesta que el Sínodo es una oportunidad para ver la Amazonía desde sus dolores y esperanzas.

Recordemos que en la asamblea sinodal se tratan diversos temas con miras a “abrir nuevos caminos para la iglesia”, entre otras propuestas está la invitación a una iglesia más sinodal y laical, con rostro femenino, que rescate el ejemplo de los mártires, su espíritu misionero y profético.

Escuchemos el siguiente reporte:

Ir a descargar

21 October, 2019

Creo que una iglesia muy sencilla, de la mano de sus pobladores (as), donde se partícipe de las decisiones pastorales, con rostro femenino y donde se respete y se pueda dialogar de tu a tu. Preocupada por la vida y el desarrollo de cada pueblo donde cada uno sea sujeto, que nadie esté por encima de nadie, puesto que todos tenemos algo que aportar para la Casa Común y para la Paz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *