Entre sus manos (más bien, ante sus ojos) tienen el fruto de la certeza de la necesidad de responder juntos ante los gritos de los pueblos y de la hermana madre tierra. Quiero agradecer a cada una de las personas que desde su respectivo espacio de compromiso por la vida en y con la Amazonía han contribuido a crear mejores condiciones para que los pueblos tengan vida y vida en abundancia.

Ha sido un esfuerzo paciente, intenso, complejo, con sombras y luces como todo ejercicio interinstitucional… pero el resultado final es un marco que permite que los pueblos amazónicos tengan un instrumento para afirmarse, resistir, decir su palabra que es Vida y esperanza, seguir existiendo con miras al futuro y para que puedan caminar hacia la mayor plenitud en medio de situaciones cada vez complejas de vulneración de sus derechos por parte de grupos de poder e intereses huérfanos de todo sentido de la común unión.

Este esfuerzo de la REPAM con la CIDH representa una apuesta por la vida, por creer que es posible crear marcos jurídicos como resultado de la incidencia con una mirada internacional, y ciertos de que somos mucho más trabajando juntos a pesar de lo desafiante que ello sea. Al centro de derechos humanos de Guyana, a la UCAB Guayana y Caracas, a la Javeriana de Bogotá y de Cali, a la PUCE, a la UARM, a la PUCP, al CAAAP, al CIMI, a la PUC Rio, a la Dom Helder Câmara, ao CEDIB y a cada persona de REPAM, AUSJAL y CIDH que dedicó horas, experiencia y vida: Gracias. Seguiremos transitando por estas aguas de la Panamazonía ciertos de que nuestra vocación es por el territorio, sus pueblos y su futuro, y seguiremos caminando como iniciativa eclesial dialogando con todos quienes trabajan por la justicia.

Vendrán otros tiempos y esperamos nos encuentren así de esperanzados, así de indignados por lo que duele la injusticia, pero siempre trabajando para que haya más vida. En nombre de toda la REPAM: Gracias, con la irrenunciable certeza de la defensa de los derechos de los más vulnerables como un camino a otro mundo posible (al Reino).

Autor:

Mauricio López Oropeza.

Secretario Ejecutivo REPAM

Link de descarga:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *