En la segunda semana del desarrollo del Sínodo especial para la Amazonia, Mons. Eugenio Coter, Obispo del Vicariato Apostólico de Pando y Obispo responsable de la Red Eclesial Panamazónica de Bolivia, comparte una mirada desde lo que se vive al interior del Sínodo.

“Creo que es un momento de esperanza, en el sentido que toda la temática amazónica se presentado a los ojos del mundo y de la Iglesia, no es solo una temática de ministerios, eucaristía y sacramentos, es una temática de Derechos Humanos, es una temática de testimonio de la comunidad cristiana, como en el mismo tiempo es el desafío de vivir nuestra fe encarnada en la historia de todos los días a través de un compromiso de cuidado de la Casa Común, una Casa Común que no tenemos que cuidar por el interés del mundo, tenemos que cuidar por el interés ante todo nuestro, porque los primeros que necesitan de esta casa somos nosotros que ahí vivimos, que ahí estamos”, aclara Mons. Coter.

A su vez se ve la importancia de este encuentro sinodal que ha permitido poner mayor atención del mundo en los sufrimientos que vive la Amazonía y los retos que están compartidos.

Dentro de los desafíos el obispo menciona la posibilidad de un Observatorio en defensa de los derechos humanos y de la naturaleza, ser claros en cuanto quiénes defienden estos derechos, los reconocen y luchan porque sean respetados en la sociedad.

Por otro lado, la coherencia entre el marco legal y las aplicaciones de los temas que van saliendo.

Por ultimo resalta la posibilidad de crear una comisión que estudie la celebración con la cultura propia de los pueblos de la Amazonía: “que estudie celebraciones con colores, palabras, música y estilo Amazónico típico de nuestras tierras bajas… que podrían entrar a ser parte de la liturgia y de celebraciones dentro el respetando de los que son los marcos de la liturgia universal, pero que tengan características típicamente amazónicas y recoger las tradiciones y los valores que en su historia, en su pasado, en su cosmovisión han vivido y que pueden ser iluminados por la Biblia, por la Palabra y con esta ser difundidos y asumidos”, señaló.

Micaela Díaz Miranda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *