Para Alessandra Munduruku, líder indígena de Tapajós Medio, las mujeres son las que más sufren la mala atención médica en los territorios. “Son árboles, la raíz está en el fondo, y el gobierno está tratando de cortar esta raíz. Pero las mujeres son muy duras. Los que cuidan los campos, los que saben cuándo están enfermos sus hijos, cuándo tienen hambre. Entonces salen a defender sus derechos, sus territorios y su gente. La salud es muy pobre en muchas regiones «.

A pesar de la presencia de mujeres líderes de más de 100 personas de todo Brasil, la secretaria Silvia Nobre no recibió a los indígenas en Sesai. “Desafortunadamente, la secretaria de salud tuvo que huir. Solo sabe hablar con media docena, por capitalismo, no por salud «, dice Alessandra Munduruku.

Los indígenas también buscan agenda con el Ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, desde el banco ruralista del Congreso Nacional.

La marcha La Marcha de las Mujeres Indígenas es el resultado de una extensa lucha por el reconocimiento y el espacio dentro de los movimientos indígenas, y también ante la sociedad brasileña. Telma Taurepang, actual coordinadora de la Unión de Mujeres Indígenas de la Amazonía Brasileña (Umiab), revisa los últimos años de organización de mujeres indígenas que culminaron el 1 de marzo de Mujeres Indígenas en Brasilia, que comenzó el 9 y continúa hasta el miércoles. justo (14). “En ATL (Free Land Camp) 2016 fue la primera sesión plenaria de mujeres indígenas. Este reconocimiento de la lucha de las mujeres, de nuestro papel de liderazgo dentro de la Movilización Nacional Indígena, dentro del país. En 2017 llega la segunda sesión plenaria, donde nuestro liderazgo fue honrado Rosane Kaingang. Luego, en 2018, hubo tres sesiones plenarias de mujeres indígenas. Entonces, esto impulsó el colectivo, la voz de las mujeres indígenas, de modo que el 1 de marzo de mujeres indígenas realmente tuvo lugar. Pero antes de eso, en 2014, en Campo Grande, surgió la discusión para tener esta marcha. Este grupo se refirió a la voz de las mujeres indígenas en un proyecto dentro de la ONU. Allí comenzaron las discusiones y la planificación de esta marcha que sucederá ”, explica Telma. El indígena explica que el tema de la salud es central porque las mujeres terminan sufriendo más, junto con los niños y los ancianos, con la situación de falta de atención en comparación con otros gobiernos en el gobierno actual. “El objetivo central de la marcha es dar visibilidad a las acciones de las mujeres indígenas en Brasil, debatir cuestiones inherentes a sus realidades, reconociendo este protagonismo. Y que también le demos al nuevo liderazgo la capacidad, la defensa y la garantía de sus derechos humanos. Nuestra resistencia sobrevive porque estamos vivos, somos la resistencia ”, concluye Telma.

Manifiesto de las mujeres indígenas

 

Fuente: Consejo Indigenista Misionero – CIMI

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *