“Por eso la Iglesia aprecia al ser humano y lucha por sus derechos, por su libertad, por su dignidad. Esto es auténtica lucha de Iglesia, y mientras se atropellen los derechos humanos… la Iglesia se siente perseguida, se siente molesta. Porque la Iglesia aprecia al ser humano y no puede tolerar que una imagen de Dios sea pisoteada por otro…” (Beato Óscar Romero. Septiembre, 1977).

LDH 01El proceso de opción por la promoción, defensa y exigibilidad de los Derechos Humanos en la Panamazonía es el resultado del proceso de un discernimiento profundo de la Red Eclesial Panamazónica REPAM de escuchar los gritos de la realidad, de encarnarse en esas realidades, de asumir su historia pasada con luces y sombras, pero sobre todo abrazando la opción de estar  ahí con los que más sufren los impactos de este sistema mundo que no da más y que produce cada vez más excluidos y descartables. Con este proceso formativo y de acompañamiento a los territorios queremos acompañar más cercanamente los grandes clamores que escuchamos a lo largo y ancho de todo el territorio panamazónico, y ante los que nos sentimos llamados a responder con urgencia y valentía. El futuro de las próximas generaciones se pone en riesgo por los múltiples atentados contra la vida en este lugar, contra la posibilidad de “otra” manera (la suya propia) de vivir de muchas culturas, específicamente de pueblos indígenas y comunidades, y su futuro se torna incierto por la enorme presión que intereses externos ponen sobre este territorio.

¿Por qué promover, defender y exigir los DDHH en la Pan Amazonía?

La Panamazonía se ha constituido en el espacio biogeográfico que soporta a la mayor diversidad cultural y a la mayor diversidad biológica en Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Surinam, Guyana, Guyana Francesa y Bolivia: nueve países que comparten un entorno natural extraordinario, la cuenca del Amazonas, una de las regiones más biodiversas del mundo.

Sin embargo los impactos de las políticas de colonización, ocupación territorial y extracción de recursos en la amazonia, han sido enormes en las poblaciones ancestrales. Los proyectos de ampliación de la frontera agrícola llevaron a que los pobladores ancestrales amazónicos sean desplazados, aniquilados o sometidos a servidumbre; la extracción de caucho, castaña y oro fue realizada a menudo en base a mano de obra de esclavos indígenas; los modernos proyectos hidrocarburíferos y mineros en la amazonía, ocupan espacios, contaminan el entorno natural y provocan pérdidas irreparables en la cultura y la paz social de los pueblos afectados.

En ese escenario, organizaciones de iglesia han venido trabajando con las comunidades locales desde hace mucho tiempo, acompañando sus procesos de reafirmación identitaria, defensa de sus territorios, generación de medios de vida, y de protección de su cultura. Se hace necesario fortalecer sus capacidades para el abordaje de las nuevas problemáticas de la región desde una perspectiva fundada en los derechos.

Objetivo de la Escuela

  • Acompañar a los actores locales y agentes de pastoral que trabajan para la defensa integral de sus territorios desde la perspectiva de la denuncia profética y de los Derechos Humanos, creando una masa crítica de hombres y mujeres de la Panamazonía, líderes de organizaciones eclesiales, de comunidades indígenas y organizaciones locales, y de grupos en situación de vulnerabilidad, a partir de una formación en derechos humanos, para incentivar y acompañar procesos de promoción, exigibilidad y defensa de derechos en la Pan-Amazonía a nivel internacional y nacional, sustentados en la mirada y sustento de la Doctrina Social de la Iglesia.

Proceso de la Escuela

Se constituye por TRES FASES:


Fase 1: Módulo presencial

Fase 2: Réplica y documentación del caso

Fase 3: Formación e Incidencia internacional

Acompañamiento


Ver más…


Casos de territorios en conflicto