“Soñé que llegaban personas vestidas de blanco” – Eso para mi papá yachay (sabio y líder espiritual) del pueblo Sarayaku, es una interpretación de que se acercan nuevos tiempos. – concluye Patricia Gualinga, mujer defensora de la selva amazónica.

Y no es una coincidencia, cuando durante 4 días, en Washington, la Iglesia Universal representada por 12 cardenales venidos de casi todos los continentes, pueblos originarios de Asia, Amazonía, África, Norte y Centro América, experiencias misioneras territoriales y organizaciones internacionales como la ONU y la CIDH se juntan a pensar qué caminos seguir como humanidad para ser responsables con la vida y el futuro.

El sueño de don Sabino Gualinga resume la esperanza de un tiempo de kairós, con el que se cerró la jornada de la conferencia internacional: Ecología integral: una respuesta sinodal desde la Amazonía y otros biomas/territorios esenciales para el cuidado de nuestra casa común.

Muchos temas se trataron en la jornada: la crisis socio ambiental y el desequilibro ocasionado en el planeta, la esperanza desde los pueblos originarios para construir otro tipo de relaciones, la espiritualidad, la mirada política, económica, cultural como aportes a una ecología integral, la experiencia de la REPAM como una iniciativa de responder en red, las posibilidades y necesidades locales y globales, entre otros. Y a partir de ello, propuesta concretas desde los continentes para sostener y darle la vuelta a una crisis ambiental, pero sobre todo humana que nos afecta a todo el planeta.

Y en medio de ello, una Iglesia que con manos y corazón desea responder a los desafíos existentes, con el profetismo y testimonio de Jesús, con la valentía y la necesidad de romper con un orden sistémico que genera muerte y exclusión.  No sabemos que va a pasar, no sabemos si es el inicio o es la mitad. La certeza es que  estamos plantando semillas de conversión en un momento Kairós.” Menciona Mauricio López Oropeza, organizador del evento.

Desde Asia Pácifico donde la dignidad de las personas sufre muchos despojos y donde también  los bosques están siendo devastados, el P. Pedro Wapole sj, dice: “Hacer cosas juntos, plantearnos metas juntos, construir procesos juntos, es la única manera de concretizar un verdadero diálogo intercultural e interreligioso. Las espiritualidades originarias que sostienen la lucha por la vida, que están ahí presentes siglos de siglos, y que nos están llamando, nos confrontan.”

Para Mary Evelin Tucker, estudiosa de la teología y las religiones en este encuentro se afianza el compromiso con la conversión. De que se necesita una Ecoteología, desde nuestra tradición cristiana, conectada con la naturaleza, la vida y Cristo.

 

Card. Marx, Arzobispo de Munich habla en relación al Sínodo Amazónico que está generando nuevos debates y al mismo tiempo generando movimientos internos: “Algo está pasando en este territorio, que está tocando a todo el mundo. Hay nuevas ideas, pero también nuevas tensiones en la Iglesia. Tenemos que mirar a los reales desafíos de la Iglesia y no volver a discusiones que ya han pasado”. Para el P. Roberto Jaramillo del CPAL la urgencia es la  “metanoia: cambio de mente y de corazón. Una nueva conciencia conversión de la conciencia. Para hacer frente a toda la crisis que afrontamos como iglesia y como sociedad”. Pero los pasos se irán construyendo mientras vamos caminando, vamos a ir aprender haciendo… enred – darnos.

A partir de este Encuentro, Europa, Asia, África, el corredor Mesoamericano, Norte América y la Amazonía, se han puesto metas: profundizar en reflexiones, fortalecer alianzas, organizarse en territorio, denunciar, sensibilizar, tomar postura.  Diferentes ritmos de avance pero todo confluyen en un mismo objetivo, hacer juntos, lo que podemos transformar juntos, porque es la única manera.

“Los pueblos indígenas son quienes nos anuncian la buena noticia y la buena noticia de la armonía”, concluye Cardenal Barreto – vicepresidente de la REPAM, seguido por las palabras finales de Dom Claudio Hummes:  “Tenemos que ir más allá del sol” y ser capaces de caminar juntos, más allá del sol, es una expresión llena de esperanza, que nos empuja a seguir andando porque cosas nuevas están emergiendo.”

 

26 marzo, 2019

Hasta que no hagamos entender a las personas, que Dios está en cada uno de nosotros y les expliquemos que nos habla a Todos en los sueños. Hasta que no aprendamos que cada ser humano es parte de un cambio, porque cada uno de nosotros es parte de la Totalidad Divina, hasta que entendamos de verdad esto, estamos perdidos. Todos somos uno con Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *