A horas de haber culminado la cumbre del G-20, donde está todo el poder económico de los países que más contribuyen con la contaminación del planeta, nuestra delegación de COICA llega a la Cop24 de Polonia con propuestas que van a depender de las decisiones políticas de esos países poderosos, que excepción de Estados Unidos, han declarado en Argentina que trabajaran para cumplir los objetivos del Acuerdo de Paris del 2015. En este sentido, desde la mitad del mundo, donde se encuentra nuestra principal sede, ratificamos nuestro compromiso con nuestra Madre Tierra, y lo queremos decir con la palabra de nuestros hermanos y hermanas en Katowice es simbólica pero es vital  para el mundo, ya que si los países que están viajando de la cumbre de   Argentina, a la cop24, no oyen nuestras voces, en esas reuniones cerradas y a espaldas de la humanidad y siguen tomando decisiones a favor del desarrollo industrial, tecnologico, armamentista, el acuerdo de París será un fraude más.

Hermanos del mundo, cada uno de nosotros también somos responsables en cualquier lugar del planeta si nuestra amazonia fluvial desaparece, si nuestra selva húmeda tropical, la mayor selva del mundo deja de respirar y con ella todos sus hijos, nosotros y toda la biodiversidad que está en sus entrañas. Hermanos hay que rescatar, luchar y exigir que el espíritu del Acuerdo de París pueda levantarse y caminar por el mundo, los países más contaminantes deben dejar de explotar irracionalmente los recursos de los países más pobres o en vías de desarrollo, aún tenemos poco tiempo, todos debemos llegar a un acuerdo por la vida.

José Gregorio Díaz Mirabal
Coordinador General de la COICA