Los Salesianos de Don Bosco que realizan su misión en el territorio amazónico del Brasil, Ecuador, Perú, Venezuela y Paraguay, en colaboración con La Hijas de María Auxiliadora, representantes de las Universidades Salesianas de Quito y Campo Grande, diáconos permanentes shuar-ashuar, agente pastorales,

Enviamos el siguiente mensaje,

  • Agradecemos a Dios por los fecundos 125 años de la presencia salesiana en territorio Amazónico. Se ha realizado un bien inmenso, reconocido por los pueblos amazónicos y la Sociedad Civil.
  • Constatando que por una parte ha crecido la misión con nuevos desafíos, por otra han disminuido las fuerzas de personal misionero en tales territorios.
  • Deseamos y Solicitamos a que nuestra misión, en este lugar tan significativo hoy para la Iglesia y para la humanidad, no decaiga sino que se revigorice.
  • Los pueblos y particularmente los jóvenes amazónicos nos esperan en sus comunidades, ricas de tradiciones y valores, para que los hijos e hijas de Don Bosco continúen a anunciar la Buena Noticia y a acompañarlos en sus desafíos.
  • Los jóvenes amazónicos también nos esperan en las grandes ciudades, adonde muchos jóvenes indígenas emigran, juntándose a otra multitud de jóvenes, vulnerables en su dignidad, e en su identidad y en su camino de fe.
  • Estamos convencidos que un generoso espíritu misionero amazónico será fuente de renovación para nuestra vida salesiana.

Que María Auxiliadora, la Beata María Troncatti, P. Rodolfo y Simón Bororo intercedan para que la misión salesiana, de rostro amazónico, se haga cada vez más viva y fecunda.

Participantes,

Manaus, 04/11/2018.