El pasado 20 de septiembre la Amazonía llegó a la Unión Europea desde la voz de dos representantes de comunidades amazónicas de Brasil. Rosildo Da Silva del pueblos Jaminawa Arará de Acre  y José Horlando da Silva de Araujo de Marañón  hablaron sobre los impactos de la violación de los derechos en sus territorios y cómo muchos de los tratados y acuerdos , políticas y otras herramientas internacionales son pisoteadas por los gobiernos el momento que los intereses económicos, sobre todo vinculados al extractivismo, se sobreponen.

“Imaginen toda la historia de los pueblos amazónicos: la colonización, el extractivismo, y nosotros como Europa hemos sido parte de eso, hemos estado siempre implicados. Como humanidad necesitamos caminar hacia una conversión, que es lo que necesitamos, procurando el  buen vivir para todas las personas.  Necesitamos de la Amazonía para esta conversión.” afirmó Mons. Jean Claude Hollerich SJ, presidente de la COMECE (Iglesia Católica en la Unión Europea) y Arzobispo de Luxemburgo. COMECE y CIDSE organizaron las diferentes actividades de incidencia para  la delegación de REPAM presida por Card. Hummes (presidente), Card. Barreto (vicepresidente), Mauricio López (secretario ejecutivo) Rosildo da Silva y José Horlando da Silva (líderes comunitarios) y representantes de organizaciones alemanas como Misereor y Adveniat.

La historia de Brasil ha sido con sangre de los pueblos indígenas. Yo estoy aquí y no me olvido de mi gente. Quiero que usted como autoridad nos pueda ayudar a defender los derechos de nuestros pueblos. Yo no estoy aquí solo para hablar de país, habló por los 9 países, y hablo por mis hermanos que viven amenazados, que sus tierras no están demarcadas, que son asesinados, y por los que se les llama en aislamiento voluntario. ¿Hasta cuando tenemos que esperar una respuesta?.” mencionó con mucha fuerza Rosildo da Silva, frente al comisionado Neven Mimica, Comisario Europeo de Cooperación Internacional y Desarrollo, quien se mostró muy interesado en el informe sobre la situación de Derechos Humanos en la Pan Amazonía que le fue entregado por la delegación, y  afirmó su deseo de seguir recibiendo información  de la mano de la Iglesia, y realizar un trabajo más articulado, para dar respuestas adecuadas desde su comisión a la situación de la Amazonía y sus necesidades más urgentes.

Nosotros ya no podemos comer lo que solíamos comer del río, la gente tiene que salir de su tierra. Esto no sucede solo en mi comunidad, es la historia de muchos lugares desde que la empresa minera llegó, señala José Horlando, de Marañón Brasil. Los dos líderes comunitarios fueron parte de la delegación de REPAM que realizó labores de incidencia sobre todo vinculados a los asuntos de comercio y desarrollo en la Unión Europea.

La REPAM busca incidir sobre acuerdos en el tema de derechos humanos y empresas, vigilancia de empresas europeas con acción en la Pan Amazonía y asuntos de comercio (tratados vinculantes) y cambio climático.  Para ello se mantuvieron reuniones con comisionados y asesores que tratan asuntos relacionados a los mencionados. Damyana Stoynova, asesora del Comisionado para la Acción Climática y la Energía,  Cecilia Malmström, Comisaria Europea de Comercio quien está al frente de los temas de negociaciones de tratados bilaterales y multilaterales y que desde su rol tiene injerencia en la política comercial de la UE.  También se dialogó con Alexander Kmentt, embajador de Austria y miembro del  Comité Político y de Seguridad de la Unión Europea.

Para nosotros fue muy bueno traer hasta Bruselas la realidad, para que las instituciones que están aquí y que muchas veces no tienen oportunidad de escuchar testimonios y voces reales, escuchen los gritos y la realidad. La visita de nuestra gente fue de mucha ayuda para el trabajo que hacemos, aportará legitimidad a nuestras acciones de incidencia. Se observó una Iglesia con presencia en el territorio y defensora de derechos humanos” afirmó , directora de la organización CIDSE, miembro del eje de Redes Internacionales de REPAM, Josianne Gauthier.

Otra de las actividades fue una reunión con el embajador de Perú en la que participaron la Embajadora de Venezuela y representantes de los gobiernos de Ecuador, Brasil y Bolivia. En este evento “se visibilizó la catolicidad”, señala Mauricio López. “El territorio, con las voces de dos representantes que realizan proceso de defensa frente a la demarcación, los pueblos en aislamiento, la minería, la afectación a la cultura. La estructura institucional eclesial, como las conferencias episcopales, y el acompañamiento de organizaciones de alto nivel de la iglesia católica y la REPAM como estructura eclesial que articula los diferentes niveles y realiza su labor de puente.” En esta reunión se percibió que los estados requieren una mayor dedicación al tema amazónico y al tema indígena, es urgente, sus demandas no son escuchadas y sobre todo el Estado no actúa como garante de sus derechos. En este marco, el Embajador de Perú para la Unión Europea, menciona la necesidad de dialogar con los estados, como un actor fundamental. Reconoce los diálogos permanentes que existen entre los estados amazónicos en el contexto del cambio climático y señaló la dificultad de llegar a acuerdos que contemplen las diferentes miradas y perspectivas en lo referentes a Derechos Humanos y Empresas “es complicado finiquitar acuerdos sobre ello, ya que están en juego los tratados comerciales internacionales como el Libre Comercio con la UE y muchas veces tenemos que valorar en este debate mejorar situaciones de manera equilibrada”.  

Organizaciones de Iglesia y  amigas, asistieron a al Almuerzo Debate: Pueblos indígenas de la Amazonía, ¿cómo se pueden promover sus derechos en la Unión Europa? Que contó con la participación de Rosildo Da Silva, Mauricio López y Hugo Sobral, donde se habló sobre la situación de los pueblos en sus territorios y la continua violación de DDHH. “Este es un sistema que no da más, cuando hablamos del cuidado de la Casa Común, en muchas ocasiones nos encerramos en cuestiones técnicas sobre aspectos de reforestación, de contaminación. Pero la verdadera razón que están permitiendo esta ruptura, es la INEQUIDAD.  8 familias o grupos teniendo la misma cantidad de riqueza que el 50% más pobre del planeta nos dice que esto no da más. No depende solo de la protección del medio ambiente, tiene que ver con la inequidad y el papel de los estados y de estructuras como la unión europea pueden hacer mucho, porque tiene que ver con una realidad sistémica” enfatizó Mauricio López.  

 

Para Hugo Sobral, Director de EEAS (European External Action Service) y delegado de UE para las  Américas “la necesidad de la protección integral en la Amazonía es imperante, tenemos que ser más activos en espacios en las perspectivas multilaterales. No solo con la Iglesia se necesita trabajar en conjunto sino también como entidades de desarrollo en la Unión Europea. El Sínodo será un evento importante y ello será un insumo para nosotros.  En la Unión Europea se trabaja bajo el concepto de desarrollo integral, que estamos seguros es el mismo espíritu que el que se plantea en la Laudato Si”.

 

Al final de la tarde la delegación se reunión con el Nuncio ante la Unión Europea, quien agradeció por la presencia y fortaleció su compromiso acompañar los procesos de incidencia ante la UE.