El extractivismo es una amenaza latente en muchos territorios. Destruye y mata, divide y lastima. La custodia, la protección y la defensa de la vida en la faz de la tierra, que es un bien para cuidarlo, no para explotarlo es una tarea urgente.

Write a comment:
*

Your email address will not be published.