Sino cambiamos las inequidades en este planeta, poco podremos hacer por los bosques: Oslo Tropical Forest Forum

con No hay comentarios

En el Foro de Oslo por los Bosques Tropicales muchos y diversos actores se ha dado cita, en esta iniciativa que se perfila como una oportunidad para dialogar y encontrar caminos comunes para la defensa de los Bosques Tropicales y el enfrentamiento a sus amenazas y para discutir el potencial de la Iniciativa Interfaith Rainforest para aprovechar la acción basada en la fe.

En este marco, la Red Eclesial Pan Amazónica – REPAM, tiene algo que decir, en este proceso que se va construyendo en defensa de la vida, de la Madre Tierra y en el camino hacia una sociedad mejor, más consciente y justa.

Mauricio López, presente en este espacio y portador de este planteamiento, habla de la necesidad de un cambio radial, que implica un cambio desde la raíz y traer una reflexión desde la espiritualidad. “Necesitamos asumir valores que se han perdido en esta sociedad. La GRATUIDAD: lo que gratuitamente se nos fue dado, lo hemos mercantilizado. La SINODALIDAD  es un elemento clave, donde todas las espiritualidad converjan, es un objetivo. La TERRITORIALIDAD, escuchar, poner atención a quienes están en estos territorios amenazados, no solo para reconocerlos, sino para abrazar lo que están abrazando.”

Además de ello, menciona los llamados urgentes que son necesarios cuando hablamos de la defensa de la Casa Común. La REPAM, hace una colocación  con fuerza. Reconoce que nuestras sociedades han fallado y de que no podremos hacer nada para defender los bosques si no tomamos en cuenta a  quienes son víctimas de este sistema, a quienes han sido empobrecidos por este sistema de muerte y destrucción.   “No podemos hacer ninguna iniciativa, en los bosques tropicales, ninguna iniciativa tiene futuro si no tocamos las inequidades”, menciona Mauricio López.

La violación de derechos humanos, sigue siendo el gran desafío y urgencia en estos territorios. “Derechos humanos violándose cada día, defensores y defensaoras siendo asesinados , siendo expulsados de sus tierras y nos quedamos callados”. Y termina con la la pregunta: ¿Qué es lo que hacemos y que es lo que decimos frente a ello? .

Y termina su intervención en el panel compartido en el Foro, hablando del misterio de la vida, de la belleza presente en estos territorios, de reconocerla, de reivindicarla. Y con la propuesta de la “Metanoia, conversión radical de corazón, que debemos como sociedades y como personas aprender de nuestros propios pueblos, la Alteridad, ver al otro y a la otra, y  la Parresía, misterio de amor, de vida y de espiritualidad”.  Termina su aporte, sentando una propuesta que va más allá de la preservación de la naturaleza, sino que apunta a una ecología integral, que implica una conversión personal y comunitaria en defensa de la vida y de la Madre Tierra, lugar de amor, de regalo y de futuro.

 

 

Dejar un comentario