Gregorio Mirabal del pueblo kurripaco, ubicado en Venezuela, flamante coordinador de la COICA – Coordinadora de Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica,   visitó a sus hermanos Waraos,  que han sido desplazados por la situación de su país, en la frontera amazónica de Venezuela y Brasil, en el estado de Roraima (Br).

Con esto, marca lo que él dice, debe ser la esencia de su gestión: caminar y acompañar a los pueblos amazónicos, “hay que cumplir con este acompañamiento. Tenemos que hacerlo, aunque cueste muchos sacrificios por las distancias, las circunstancias.”

En su visita a esta región fronteriza, pasó por el Consejo Indigenista de Roraima, participó de una reunión con la Red Eclesial Pan Amazónica – REPAM local y mencionó sobre su reciente elección en el 10mo Congreso de la COICA: ” Venezuela con una población pequeña y con una lucha grande. Esta elección demuestra madurez política de nuestros pueblos, de darnos este espacio. Se hizo un consenso.  Agradezco que movimientos tan grandes como el de Brasil, el de Ecuador, el de Perú, hayan cedido el espacio para Venezuela. No es para mí, es para toda la lucha de Venezuela y para toda la Amazonía. En mi país, somos 20 pueblos un territorio de 180.000 km2, es una gran alegría y un gran desafío la que lleva esta delegación”.

En este último encuentro de las organizaciones indígenas de los 9 países de la cuenca del Amazonas, se realizó por primera vez el Congreso de Mujeres, que fue un espacio donde se tomaron resoluciones y decisiones que se llevaron a la Asamblea General, de donde se desprenden preocupaciones como el extractivismo que está acabando son los bosques amazónicos.

Durante la Cumbre, se resuelve un pedido especifico como alternativa para salvar la Amazonía, frente a todos los embates y los impactos con el clima, para defender los pueblos y  los territorios.  ” La medida para los pueblos indígenas es  titular territorios indígenas. Más de 100 millones de hectáreas en toda la Amazonía, vamos a pedir y exigir  a los gobiernos de los 9 países, un trabajo más comprometido con la titulación de los territorios indígenas”, comenta Gregorio Mirabal.

En el Congreso de COICA se han asumido compromisos:

  • Seguir luchando por la unidad de los pueblos, en el respeto de la amplia diversidad de culturas, espiritualidades, lenguas.
  • Incorporar a la juventud en esta lucha
  • Transparencia en la toma de decisiones colectivas, al respecto Mirabal, menciona sobre el tema organizativo- ” exigimos la consulta previa a los gobiernos, a las empresas y no la cumplimos internamente”.
  • Transparencia en el manejo de recursos.
  • Realizar un plan de acción. Sobre ello, recalca que  han existido planes que no se han cumplido  y que por ello hay que orientar una propuesta real y sobre todo enfocada en lo más importante que debe hacer la Coordinadora:  acompañar a los pueblos en sus luchas, en sus comunidades y en sintonía con lo que se sufre y se sueña en tierra.

 

Al respecto de la relación con la Iglesia Católica, Mirabal, señala que siente mucha cercanía con el Papa y con lo que él está diciendo: Salvar la Amazonía. “Hago un llamado al movimiento religioso mundial, el mensaje  que ha dado el Papa Francisco,  ese llamado del Papa que de verdad  genere cambios, que cause un impacto para proteger nuestro territorios y nuestros pueblos”. Menciona que existe gran expectativa con el Sínodo que ha sido convocado y que está iniciando su proceso de consulta, recalca que la participación en una escucha abierta y un diálogo profundo será imprescindible, para llegar a concretar estos cambios y que se sumarán constructivamente al proceso.

 

Agradecimientos:

Mayra Wapichana

Comunicadora – CIR

Write a comment:
*

Your email address will not be published.