Una Iglesia con Rostro Indígena

con No hay comentarios

Desde hace muchos años la posibilidad de iniciar lo que se ha dado en llamar “la iglesia indígena” ha estado muy presente en los diálogos de agentes de pastoral indígena de nuestras iglesias misioneras. Esa idea se ha ido haciendo, cada vez, más insistente y definitiva, pero nunca se la ha intentado realizar como objetivo . La iglesia indígena sigue siendo un sueño.

En una situación de deterioro y cambio socio-económico y cultural acelerado de la población indígena se ve la urgencia de que nuestras iglesias pasen decididamente de la reflexión sobre iglesia indígena a iniciativas nuevas de misión, teniendo en cuenta las peculiaridades y términos propios de la cultura. ¿Se ha tocado techo en cuanto a los contenidos y modos de misionar de la iglesia romana? Existe una gran controversia sobre la inculturación de la Iglesia, y un amplio debate sobre la inculturación del Evangelio.

Las iglesias misioneras al no avanzar en la inculturación, están manteniendo las formas tradicionales de pastoral de tipo occidental. Se habla de caminos nuevos, pero los caminos no van a ninguna parte: Se hacen estupendas programaciones, pero se desvanece pronto el maquillaje y el camino sigue siendo el mismo. Más que caminos hacen falta caminantes: “roguemos al dueño de la mies que envíe trabajadores a su mies”.

El camino a la iglesia indígena es el camino de la cultura: El camino recorrido por el pueblo de Dios en la historia del AT, ratificada por Jesús en su vida y seguido por la primera comunidad y las iglesias de San Pablo.

Si deseas leer los documentos completos, los encuentras como PDF al final de la nota..

comentarios-a

i-runa

dsc_0002

 

 

Dejar un comentario