Si cuidas el planeta, combates la pobreza

con No hay comentarios

enlazateMadrid, 06-06-2016 (REPAM).- En el marco del primer aniversario de la encíclica del Papa Francisco “Laudato Si”, las entidades de la iglesia católica en España, dedicadas a la cooperación internacional y que forman parte de la iniciativa “Enlázate por la Justicia”, ponen en marcha una campaña centrada en el cuidado de la creación bajo el lema “Si cuidas el planeta, combates la pobreza”.

Desde el año 2012, Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y Redes están sumando esfuerzos para liderar una estrategia conjunta de presencia pública orientada a dar voz a un modelo alternativo de desarrollo en el que las personas empobrecidas sean las protagonistas. En ese marco y en conexión con el llamado del Papa Francisco a defender y cuidar la Casa Común, nace esta campaña “Si cuidas el planeta, combates la pobreza”, que está proyectada a llevarse a cabo hasta el año 2018.

Diversas actividades se orientarán a buscar respuestas a preguntas claves: ¿Existen realmente problemas ambientales? ¿Son tan importantes? ¿Están relacionados con la pobreza y la desigualdad? ¿Qué tiene que ver todo ello con nosotros, con nuestros modos de vida, con nuestra fe? Para el papa Francisco: “no hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental” (LS 139). Además, insiste en que el gran desafío es responder a la crisis económica, social y ambiental que hoy amenaza al planeta y a la humanidad; donde los pobres son las principales víctimas. Nos llama a “Escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres” (LS 49).

La campaña, planificada para dos años, pretende sensibilizar y animar al compromiso del “Cuidado de la Creación” promoviendo un modelo distinto de desarrollo, justo, solidario y sostenible, con una ciudadanía global dispuesta a implicarse y a cambiar sus hábitos de consumo y un estilo de vida centrado en el tener. Las comunidades cristianas tenemos que “vivir la vocación de ser protectores de la obra de Dios” porque no es “algo opcional ni un aspecto secundario de la experiencia cristiana” sino una exigencia de nuestra fe y del anuncio del Evangelio (LS 217).

Además de buscar sensibilizar a la sociedad sobre las consecuencias que el modelo de desarrollo actual y nuestros estilos de vida tienen sobre el planeta y, específicamente, sobre la vida de las personas más vulnerables. otra de las metas de la campaña es la de propiciar un cambio en los modos de vivir personales y comunitarios, y en las decisiones políticas para contribuir, desde varias esferas, a construir una sociedad solidaria y un planeta habitable para todos los pueblos, no solo hoy, sino pensando en el mañana, y en las generaciones futuras.

Como parte de la Campaña se va a utilizar un decálogo inspirado en la Encíclica, que resume los retos fundamentales a los que nos enfrentamos. Cada dos meses se abordará uno de los 10 principios a través de la reflexión, la oración, el testimonio de los empobrecidos, los compromisos personales y las propuestas de acciones:

  1. Apoyarás la causa de los pobres
  2. Redescubrirás el valor de la simplicidad en tu propia vida
  3. Valorarás la importancia de tus comportamientos cotidianos
  4. Apreciarás la diversidad de nuestro mundo
  5. Animarás una conversión personal, eclesial y comunitaria
  6. Impulsarás las decisiones necesarias, aunque sean costosas
  7. No supeditarás tu acción a los intereses económicos
  8. Bucearás en tu propia tradición espiritual
  9. Asumirás los consensos científicos
  10. Superarás el paradigma tecnocrático

Las entidades promotoras de la campaña, nos animan a compartir y poner en práctica el decálogo: Nuestra fe y nuestro compromiso con los empobrecidos nos mueven a ello porque “son inseparables la preocupación por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior” (LS 10) y porque “estamos llamados a ser los instrumentos del Padre Dios para que nuestro planeta sea lo que Él soñó al crearlo y responda a su proyecto de paz, belleza y plenitud” (LS 53).

Mayores datos en: www.enlazateporlajusticia.org

Dejar un comentario