La Amazonía nunca estuvo olvidada por gobiernos y empresas

con No hay comentarios

DaniloQuito, 13-05-2016 (REPAM).- Pueblos y comunidades indígenas y campesinas de la Panamazonía están siendo afectadas gravemente por la minería, los mega-proyectos hidroeléctricos, las empresas petroleras, el mono cultivo de palma aceitera o de soja, la ganadería extensiva y la tala brutal de los bosques.

Para el Apu Kukama, Alfonso López Tejada, de Perú, la Amazonía nunca estuvo olvidada por los gobiernos. “Los gobiernos y las grandes empresas siempre tuvieron presente a la región amazónica: primero invadieron nuestros territorios para extraer el caucho, luego la madera, después el petróleo. Ahora destruyen nuestro territorio con grandes hidroeléctricas que inundan tierras indígenas y condenan a muerte a toda la biodiversidad que tiene la Amazonía… Repito, la Amazonía no estuvo olvidada o abandonada por este sistema económico capitalista; quienes si estuvimos olvidados, abandonados y despojados; fuimos y somos los pueblos y nacionalidades indígenas que habitamos la Amazonía desde tiempos inmemoriales.”

Estas afirmaciones la hizo el líder Kukama en el conversatorio: “Derechos humanos de los pueblos indígenas en la Panamazonía” realizado el jueves 12, en la Universidad Católica de Ecuador. Evento que forma parte de la Escuela de Derechos Humanos de la REPAM y que permitió un diálogo entre líderes indígenas, misioneros, estudiantes y académicos de dicha casa de estudios.

LideresDesde el estado de Marañón (Brasil), los gritos Panamazónicos fueron presentados por líderes de los colectivos “Justicia en los Rieles” y el “Foro de Políticas Públicas”. Una enorme vía férrea, una de las más extensas del mundo, transporta mineral afectando a más de dos millones de personas. La actividad minera ha contaminado campos, ciudades, ríos y todo el medio ambiente de dicha zona. “Cada 45 minutos -durante las 24 horas del día- pasa por la región un enorme tren de más de 360 carros de fierro con una bocina estridente que produce un fuerte temblor permanente que afecta la estructura de las casas y también produce tensión en los niños, en los ancianos y en todas la personas”, afirma Teresa Ferreira.

El abogado Danilo Chammas y la hermana Yacky Vásquez, señalaron que en este caso, la empresa VALE, propietaria de esta empresa minera, viola diversos derechos humanos y del medio ambiente. Frente a estos hechos, afirman, las comunidades, “Justicia en los rieles”, el “Foro de políticas públicas”, “Iglesias y minerías”: “nos hemos organizado para exigir reparaciones de daños a las familias y al medio ambiente y para detener el nuevo proyecto que tiene la empresa de duplicar todas las operaciones del tren, la minería y el cultivo de soja que expanden también por las zonas aledañas”.

Por su parte, los estudiantes y académicos de la PUCE coincidieron en señalar que la defensa de la Amazonía y de los pueblos indígenas y comunidades que allí habitan, no es solo un tema de derechos humanos o de “justicia legal”, sino un problema de sobrevivencia de toda la humanidad y del planeta tierra.

Dejar un comentario