Las selvas de allá y de acá dialogan y buscan alternativas para la Amazonía

con No hay comentarios

GrahamMauricioMadrid, 7-04-2016 (REPAM).- La Encíclica “Laudato Si” debe ser ubicada y concretada en cada territorio, para que tenga efectividad. Así lo afirmó el secretario Ejecutivo de la Red Eclesial Panamazonica, Mauricio López, en el Encuentro de REPAM con las redes internacionales, en Madrid. “Si no conectamos la encíclica del Papa Francisco con los desafíos concretos del territorio amazónico, se corre el riesgo que se quede en un documento de gabinete, en un discurso bello pero que no transforma”

Son tiempos de conversión y de cambio, tiempos también de confianza, afirmó López; “debemos confiar en que juntos, y con la ayuda de Dios, podremos defender la Creación, podremos defender el ecosistema Panamazónico, de la voracidad de un sistema, que como bien ha dicho el Papa Francisco, es un sistema que ya no lo aguanta nadie

La crisis socio-ambiental es una crisis única, no existe una crisis ambiental separada de la crisis social. De ahí la urgencia de actuar con rapidez y de manera integral. Apuntar a resolver los problemas de la desigualdad social, de la exclusión y de la pobreza extrema sin lo cual no podremos resolver los problemas ambientales como el acceso y defensa del agua, de los bosques, de la biodiversidad. “Si no detenemos la fragmentación del ecosistema amazónico, las consecuencias las sufrirá todo el planeta, dado que por ejemplo el 20% del agua de consumo humano se produce en la Amazonía” señaló el Secretario ejecutivo de la REPAM.

La Ecología integral, a la que nos convoca el Papa Francisco, exige de cada uno de nosotros una conversión ecológica, un cambio en nuestras formas de vida cotidiana, en nuestras formas de consumo, en nuestras formas de entender el progreso, finalizó Mauricio López.

Por su parte, Graham Gordon, de CAFOD, subrayó las causas señaladas por la Encíclica “Laudato Si”. Entre ellas el consumismo impulsado por el sistema y sus medios de comunicación, la cultura del descarte, el modo de producción centrado en el dinero, el mito del progreso, entre otros. “Si las causas son diversas, las soluciones que necesitamos son entonces múltiples”, afirmó.

Cómo avanzar en estas soluciones, se preguntó Gordon. “Pienso en cuatro claves: En primer lugar el diálogo y el encuentro generoso con todos los interesados en el cambio, lo segundo es la conversión ecológica. El tercer desafío es repensar la idea del progreso. Se requiere otra forma de entender el progreso, basada en la dignidad humana, el respeto a la naturaleza, la protección de la Creación. Finalmente es fundamental el sacrificio y la generosidad: es un cambio en lo personal, ser solidario, compartir el poder, los recursos y los tiempos, no buscar el protagonismo personalista o institucional. Ser capaces de generar y de mostrar la esperanza.

Con información de María José Nieto Hernández (Cáritas Española)

Dejar un comentario