Red Eclesial Panamazónica acompaña caminar del Papa Francisco en EEUU

con No hay comentarios

Img 01El pasado martes 22 de septiembre, en la Ciudad de Washington, acompañando la visita del Papa Francisco en esta histórica presencia en EEUU, la REPAM ha desarrollado una serie de actividades en clave de presencia e incidencia internacional. Por la mañana la delegación integrada por Mons. Pedro Barreto, enlace del CELAM para la REPAM, el P. Peter Hughes, miembro del Comité Ejecutivo, Enrique Pinilla, secretario adjunto del DEJUSOL-CELAM, y Mauricio López, secretario ejecutivo de la REPAM, tuvimos una reunión de trabajo con la Conferencia Jesuita de los EEUU y Canadá para explorar posibilidades de colaboración en ámbitos de incidencia internacional y para el eje de investigación con las redes jesuitas en dicho país y en diálogo con el proyecto Jesuita Pan-Amazónico.

Mantuvimos una muy interesante reunión de trabajo con múltiples redes de la Iglesia Católica que hacen incidencia en naciones unidas y Washington, para presentar la REPAM, definir posibles acciones conjuntas, y buscar un apoyo directo a la misión que estamos emprendiendo en la Panamazonía con todo el apoyo y fuerza de estas redes de Iglesia como: Franciscans International, Franciscan Action, Columbanos, Mercy International Maryknoll, Jesuitas, Pax Christi International, Global Catholic Climate Movement -GCCM-, y Justicia y Paz de la Conferencia de Obispos de EEUU. Con ellos definimos algunos pasos concretos de trabajo alrededor de la incidencia, Derechos Humanos y la investigación. Luego se integraron otros invitados de redes afines de los grupos de ONG´s que trabajan en los temas de extractivas en Naciones Unidas y Washington, así como con el seguimiento a las inversiones sobre minería y otros que buscan que se genere una conciencia sobre el impacto ambiental y el manejo responsable de las inversiones en clave de incidencia.

Posteriormente la delegación de REPAM se encontró con el observador permanente de la Santa Sede en la OEA y tuvimos una reunión de trabajo con la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos para seguir explorando ámbitos de amistad y colaboración en esta materia.

Finalmente, asistimos solidariamente a la huelga de hambre de diversos actores que promueven la justicia climática, entre ellos Franciscanos, GCCM y Columbanos, y recibimos la importante marcha de 100 mujeres que caminaron 100 millas, y que originarias de diversos países viven una situación profundamente dolorosa por la realidad de migración que las ha separado de sus familias, o que las tiene sin acceso a derechos por su situación de no contar con una adecuada integración jurídica en los EEUU. En ese sitio Mons. Barreto, junto con otros líderes de otras Iglesias y religiones, bendijo a estas caminantes, reconoció su valentía, su solidaridad y su esperanza, y las acogió en el llamado del Papa a optar por los más excluidos. Finalizamos con un lavatorio de pies con un mensaje muy profundo y que produjo mucho llanto de dolor y esperanza en las caminantes y los que estuvimos ahí, en donde Mons. Barreto y múltiples líderes religiosos expresaron este símbolo de ponernos a los pies de estas mujeres valientes que sostienen sus familias y sociedades y que viven una realidad de exclusión por su situación migratoria.

Dejar un comentario